El primer escalón a superar en cualquier comunicación es nuestra propia presentación. Bien sea para presentarnos como ofertantes de servicios, como empresario que solicita una inversión o como demandante de empleo, el hacer una presentación clara y breve es la clave para que el proceso que persigamos continúe por buen camino.

Con una presentación tenemos que conseguir:

  • Visibilidad sobre otros candidatos
  • Claridad en el mensaje
  • Efectividad para nuestros objetivos y
  • Perdurabilidad, es decir que nos recuerden una vez que nos hayamos marchado

Para conseguir nuestros propósitos debemos seguir dos pasos:

Nuestro perfil ha de estar claro en las redes sociales

  1. Tener nuestro perfil profesional en todas las redes sociales de forma coherente. En nuestro perfil debemos incluir:
  1. Definición de nuestra profesión: consultor, director, administrativo, fontanero, electricista…
  2. Cuál es nuestra actividad y qué funciones desarrollamos.
  3. Cuáles son nuestros logros.
  4. Cuáles son nuestros principales clientes o cuales las empresas en las que hemos trabajado. Si no son conocidas hay que especificar el sector.
  5. Resaltar nuestros puntos fuertes, nuestra ventaja competitiva y cuál es nuestra propuesta de valor.

2. Debemos tener preparado un pequeño discurso sobre nosotros mismos, no para “soltarlo” indiscriminadamente, sino de forma estudiada a lo largo de la entrevista (bien de ventas, de presentación o de trabajo). Es un espacio de “libre disposición” en el que debemos seguir presentando lo mejor de nosotros mismos, pero desde un punto de vista más personal: nuestros gustos, hobbies, etc. pero sin olvidar en ningún momento que nuestros comentarios tendrán un análisis profesional aunque se estén produciendo en un entorno más informal y relajado.

Estas pautas aunque parezcan obvias no siempre las tenemos lo suficientemente claras como para que surjan de forma natural en nuestra conversación. Por ello recomiendo que lo practiquemos y que probemos a reunir todo este contenido, primero por escrito y luego…he aquí el reto: ¿seriamos capaces de presentarnos en 2 minutos?

El conseguirlo nos dará una gran seguridad en nuestros encuentros de negocios y así nos podremos centrar en nuestro objetivo: la venta de nuestros servicios o de nuestro propio perfil profesional.

¿Nos cuentas qué tal te ha ido?

Rocío González
Directora

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies