Hace tiempo que no escribía ningún artículo relacionado con el emprendimiento y la motivación y hoy no me he podido resistir cuando he visto el vídeo que acompaña a este post.

A veces el cine nos regala auténticos tesoros a modo de lecciones tanto para la vida personal como la profesional, y este es uno de ellos. Se trata de la película “Un domingo cualquiera”, interpretada magistralmente, como siempre, por Al Pacino.

En estos escasos cinco minutos nos demuestra como el éxito, la satisfacción con uno mismo y podríamos decir que los momentos de felicidad sólo los podemos alcanzar a través del esfuerzo, la constancia y como siempre y por encima de todo, con el trabajo en equipo.

Una gran lección para escuchar en esos días de niebla en los que no se ve nada claro. Días en los que lo mejor es irnos a nuestros bosques encantados, nuestros bosques particulares y disfrutar del maravilloso olor a tierra mojada, porque hasta en esos días hay momentos maravillosos, solo hay que tener la voluntad necesaria para seguir buscándolos.

Os dejo con el maestro Al Pacino:

Y después de este gran empujón ¡¡¡a por nuestros sueños!!!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies