Tanto si has disfrutado de la playa, de la nieve, del mar, de la montaña, de tu barrio vacío y sin problemas de aparcamiento o simplemente de levantarte más tarde durante unos días, entonces probablemente hayas desconectado del trabajo y sobre todo, habrás perdido la rutina del estrés y del ajuste a infinitos horarios a cumplir en el día.

 vacaciones-blog

Ese descanso anual es necesario tanto física como mentalmente y de cómo nos volvamos a conectar depende el que no suframos la tan conocida “depresión post vacacional”. Para evitarla desde luego nada como tener claro que el poder volver a un trabajo es una gran suerte y no una tortura, mucho más en los tiempos que corren. Pero por si este argumento no es suficiente, normalmente el ser humano es bastante quejica, os dejo unas cuantas practicas que nos ayudarán en esta tarea de volver a sentarnos en nuestra mesa con una sonrisa y con las ideas más claras sobre lo que tenemos que hacer:

  1. Establece prioridades: haz una lista con las tareas que quieres/tienes que hacer ordenadas según importancia, necesidad, urgencia… es decir, según tu prioridad.
  2. Para cada tarea (que es tu objetivo) define las metas que te llevaran a conseguirlo. Desmenuza cuales son las acciones necesarias para la realización de esas tareas.
  3. Planifica: asigna a cada meta las acciones y una estimación del tiempo necesario para realizarla. Esto te permitirá definir las actividades diarias a realizar.
  4. Pasa a la acción: ya tienes todos los detalles definidos y programados, ahor ahazlo. Convéncete de que lo estás haciendo porque tú has decidido que es lo necesario para conseguir los objetivos/tareas que te has marcado y cúmplelo, de lo contrario todo el trabajo anterior de planificación habrá sido en balde. Ten autocontrol suficiente para respetar y cumplir los objetivos y metas que tú mismo has diseñado.

Con estos sencillos pasos, os aseguro que podréis ir incorporándoos a la rutina laboral con la sensación de tranquilidad y satisfacción que obtenemos al saber que “las cosas están en su sitio…”

Esta semana me he incorporado de las vacaciones y es este el método que he seguido para abrir mi portátil y no volverme loca, os aseguro que funciona. Os deseo que tengáis una feliz y agradable vuelta al trabajo, así que adelante ¡¡¡Go On!!! Que como decía Anna Paulova: “Dios da el talento y el trabajo transforma el talento en genialidad”.

Rocío González

Directora

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies