Me gusta cerrar el mes de enero con un resumen de lo que previsiblemente veremos este año, y no a modo de adivinanza si no porque es fundamental estar prevenidos y conocer cuáles son las tendencias que van a marcar la evolución de los mercados, tanto en herramientas concretas como en estrategias y modelos de negocio.

Estamos viviendo un momento de muchos y vertiginosos cambios en todos los terrenos (tecnología, redes sociales, posicionamiento, estrategias de marketing…) y que afectan a todos los sectores e industrias. Estar preparados para cuando sean una realidad es la clave para una adaptación óptima tanto ante nuestros clientes como ante nuestra competencia.

Y para no alargar demasiado el articulo y poder dedicar el espacio a lo realmente importante, aquí os dejo estas tendencias para 2014:

estrategias

  1. La importancia del contenido se impone tanto a nivel de marketing online, diseño de producto y por supuesto posicionamiento online, perdiendo relevancia las implementaciones técnicas, aunque por supuesto se mantienen. Calidad, originalidad y personalización son las variables que deben definir un buen contenido.
  2.  El usuario es el rey. La personalización de los servicios a sus indicaciones y recomendaciones será la clave para el diseño de los servicios y productos. Ofrecer una atención flexible y segmentada es la clave.
  3.  La intermediación en las transacciones comerciales tiende a desaparecer ya que cada vez es más fácil comprar directamente al productor.
  4.  El retargeting se convierte en herramienta clave para aumentar las ventas: se trata de volver a contactar con esos usuarios en los que has despertado interés en algún momento pero que no han llegado a confirmar la compra.
  5.  Big Data al alcance de todas las pymes…nos acercamos. Sistemas que nos permiten organizar y analizar toda la ingente información de nuestros mercados y clientes  a la que tenemos acceso.
  6. Entramos en la era de la impaciencia: el usuario espera respuestas inmediatas y webs rápidas de gran usabilidad. La capacidad de atención del usuario online disminuye, tenemos que captarlo en muy poco espacio de tiempo.
  7. Gamificación: la aplicación de las técnicas de juego en el desarrollo de los negocios nos servirá para fidelizar a clientes, trabajadores y usuarios en general.
  8. Las empresas comenzarán a ver como un área habitual el Marketing en Redes Sociales. Muy lejos de estancarse las redes sociales tendrán un papel central en la estrategia de marketing online. Eso sí, se prevén grandes cambios en su utilización:
    1. La supremacía de la imagen a la hora de comunicar, especialmente el video.
    2. Facebook comenzará a introducir vídeos promocionales, se extenderá la valoración cinco estrellas de las fan page como marca de prestigio, sin inversión en publicidad la visibilidad será muy reducida, conoceremos las mejoras en el buscador y puede que un nuevo diseño…
    3. También en Facebook podrás subir una base de contactos y enfocar tu publicidad a ellos.
    4. Twitter tratará de reivindicarse como un medio publicitario efectivo,
    5. Google+ reforzará su integración con YouTube y seguirá aumentando cuota de mercado.
    6. Linkedin consolidará sus nuevos servicios para empresas
    7. Instagram y Pinterest seguirán creciendo de manera exponencial.
    8. Empezaremos a ver desaparece redes sociales que no han arraigado lo suficiente
    9. La geolocalización nos ayudará a identificar nuestros negocios: presencia online y offline se unen y potencian la una a la otra. El SoLoMo se afianza.posicionamiento
  9. En cuanto a las técnicas de posicionamiento, como hemos dicho ya, el contenido de calidad es la base, y sobre esta premisa se potenciará la autoría de los mismos y las recomendaciones de los usuarios, siendo cada vez menos importantes los links. Con el nuevo algoritmo de Google veremos perder importancia a las palabras clave para centrarnos en nuevas formas de búsqueda de información, por ejemplo la voz.
  10.  Gracias a la madurez del mercado, y al aumento de confianza en los pagos el comercio electrónico seguirá aumentando. Especialmente las ventas a través de terminales móviles: m-commerce.
  11. En las ventas online sigue siendo decisivo los costes de envío y las facilidades de devolución.
  12.  Los dispositivos móviles (tabletas y smartphone)  serán ya la forma principal de acceder a Internet, por ellos es imprescindible adaptar las web a un diseño responsive, de lo contrario estaremos perdiendo oportunidades de venta y difusión. 
  13. Este podría ser el año de las phablets: un híbrido entre un teléfono móvil y las tabletas que nos ofrece las mismas prestaciones en menos espacio. 
  14.  Las aplicaciones web diseñadas para su uso en terminales móviles, basadas en HTML5, CSS3 y JavaScript empezarán a estar a la altura de las apliaciones nativas.
  15. El Internet de las Cosas. Esta es una tendencia imparable como vemos cada vez más electrodomésticos y utensilios de la vida diaria se integran con internet: gafas (Google Glass) tv, electrodomésticos, cámara de fotos, relojes, ropa inteligente que combinada con un smartphone nos facilitan información biométrica a través por ejemplo de zapatillas y camisetas, etc…
  16. La suscripción a servicios en la nube es una tendencia imparable: software, ocio, películas, música, libros, etc. 
  17. Pantallas curvadas, con ellas se permite tener una mejor calidad de visión desde cualquier ángulo. Incluso se puede llegar a extender el que sean flexibles. 
  18. Nuevos prototipos cambiaran la pantalla táctil por otras sensibles a movimientos como por el ejemplo el de las pupilas… 
  19. Se extenderá el uso de la realidad aumentada a todos los niveles con tecnología cada vez más asequible. Nos acercamos a la web total: web semántica, tecnología 3D e inteligencia artificial.
  20.  El Curriculum Vitae, como siempre lo hemos conocido, será prácticamente irrelevante: el cv más valorado será el que aparezca en el resultado de búsqueda de Google al introducir nuestro nombre. El dinamismo que le demos será nuestra mejor carta de presentación.

Como cierre y utilizando las técnicas deportivas solo me queda decir que no hay que ir hacia la pelota, sino hacia donde vaya a estar la pelota en un futuro “inmediato”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies